LAVADO Y SECADO


Lavadora 

La lavadora es uno de los electrodomésticos más usados en nuestros hogares y uno de los que más ha evolucionado, ahora cuentan con muchas más funciones y posibilidades. 

Es fundamental ser consciente de las necesidades de cada uno para elegir la lavadora que más se adapte a nosotros. Ya que no es lo mismo la casa de un soltero que de una familia numerosa.
Tampoco es igual un hogar donde la lavadora se pone a diario que otro donde se utiliza tres o cuatro veces a la semana. 

Es de gran importancia conocer el espacio disponible que se tiene. 

Ofrecemos varios tipos de lavadoras:

- Carga frontal: Es la que en la mayoría de hogares se dispone. Suelen tener mayor capacidad, programas de lavado avanzados y las que menos agua utiliza al tener tambor vertical. 

Centrifugan mejor y en algunas se puede colocar encima una secadora, ahorrando bastante espacio. Puedes encontrar lavadoras independientes, integrables encajada dentro del mobiliario de cocina. O con fondo reducido, que tienen una menor profundidad para adaptarlas a huecos especiales. 

- Lavadoras de carga superior: Son más asequibles a nuestros bolsillos. Son más compactas, es genial para pisos pequeños y la carga de ropa es más cómoda al no tener que agacharse. Permiten incorporar prendas durante el ciclo de lavado. 


Lavadora-secadora

 Combinan en un solo aparato por lo que son la mejor opción si tienes poco espacio en casa y no puedes sacar la ropa en el exterior. Tiene dimensiones similares a las de una lavadora de carga frontal. 

Algunas tienen menor capacidad de carga cuando se usan como secadora que como lavadora, lo que implica tener que retirar parte de la colada al finalizar el lavado. 

Secadora

Si vives en una zona donde cuesta mucho secarse la ropa, una secadora es ideal. Así no necesitarás tener la ropa colgada por los radiadores de la casa o tendida días y días para que se sequen. También es ideal si se tiene mascotas, elimina del tejido los pelos de nuestros peludos completamente, sacando la ropa totalmente impecable. 

- Secadora de evacuación: Fueron las primeras secadoras en comercializarse y actualmente están un poco obsoletas. Necesitan un mayor mantenimiento que los otros modelos debido al tubo de desagüe.

El funcionamiento es sencillo, cogen el aire del exterior y lo calientan con una resistencia. Este aire caliente llega al tambor y seca la ropa. El excedente de agua y aire que se produce en el secado es expulsado al exterior.
Son de las que más consume. 

- Secadora de condensación: Se basa en la condensación del aire. Por la parte trasera del electrodoméstico entra aire que se calienta con una resistencia y se envía al tambor. 

El aire caliente seca la ropa y produce a su vez aire caliente y húmedo. Por otro lado, la lavadora coge aire frío del exterior y lo mezcla con el aire caliente resultante del proceso de secado.

Esto provoca la condensación del aire que se convierte en agua y se almacena en un depósito. 

Son las más demandas por los consumidores. La instalación es más fácil porque no necesita salida exterior. 

- Secadora de bomba de calor: Es la única que aprovecha el calor generado permitiendo un uso totalmente eficiente, con muy poca pérdida de energía. 

Su funcionamiento está basado en la recirculación del aire dentro del aparto. El aire circula por la secadora y se calienta, no usa una resistencia sino un líquido. 

Una vez calentado el aire llega al tambor y seca la ropa. El aire caliente vuelve al condensador donde se enfría y suelta el vapor de agua que se almacena en un depósito. Dicho aire que sale del condensador está frío y seco, listo para volver a realizar el circuito. 

Lavavajillas

Hasta hace nada un lavavajilla siempre fue un producto de lujo. Este electrodoméstico avanza en su conquista de las cocinas y ha dejado de ser poco usado a llegar de forma masiva a nuestros hogares. 

Para su instalación es necesario definir las medidas exactas disponibles en la cocina. 

Existen tres tipos fundamentales de lavavajillas. 

- Integrados: Queda totalmente integrado con el resto de mobiliario de la cocina. No tienen un exterior diseñado sino que van dentro de un mueble de tu cocina, manteniendo así la estética de la misma, quedando este electrodoméstico invisible a la vista. 

Es buena opción para conseguir un espacio limpio y homogéneo, quedando oculto, no diferenciándose de los muebles de tu cocina. 

- Parcialmente integrados: Quedan con el panel de control original a la vista. También son conocidos como lavavajillas panelables. Suelen destacar por su diseño innovador con opción de poder instalar un panel decorativo en al puerta para que encaje con el resto de la cocina, quedando los mandos al descubierto.

- De libre instalación: Se pueden instalar en cualquier parte de la casa, aunque siempre junto a una toma de agua. Se aprovechan los huecos que nos quedan libres en nuestra cocina y sin mayor instalación.

Está fabricado para estar a la vista, por lo que su diseño es sencillo, destacando en color blanco o acero inoxidable. Pudiéndolo combinar con el resto de materiales presentes en la estancia. 

Solo tendrás que tener en cuenta su ancho para ajustarse al espacio disponible, toma de luz, toma de agua y un tubo para desaguar. Facilitando así su instalación considerablemente. 


Gran calidad en todos nuestros productos y catálogo.  AEGBALAYCECOTECWINIASIEMENSWHIRPOOLCANDYBOSHELECTROLUXTELEFUNKEN

Producto añadido a La lista de Deseos
Añadir productos y comparar

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.  Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES”.  Las cookies ayudan a mejorar su experiencia con esta tienda y a guardar los estados de su carrito de compra.