COCCIÓN


Cocinas 

Las cocinas son sumamente necesarias para la preparación de alimentos. Las más comunes son las cocinas de gas y las cocinas eléctricas. Básicamente, todas las cocinas se alimentas de fuente de energía ya sea gas o electricidad. 

Cuentan con un número determinado de fuegos (las de gas) o focos de calor (las vitrocerámicas). Por lo general entre 2 y 4 según el tamaño y modelo. Estos fuegos o focos pueden ser también de diferentes tamaños para el uso de todo tipo de recipientes. 

Las cocinas pueden ir encastradas en la encimera, formar un todo junto con el horno o un armario en el que va metida la bombona de gas. 

En nuestro catálogo encontrarás diferentes estilos de cocina: 

- Cocinas de gas:  Ya no forman parte sólo del pasado aunque actualmente han ganado más cabida las vitrocerámicas. 

Existe una gran variedad de modelos de éste tipo de cocinas a gas, aunque la clasificación principal se da en función del suministro o tipo de gas. 

   * Cocinas de gas natural: Funciona por medio de tuberías que llegan a los hogares. Tienen la ventaja de que es un suministro ininterrumpido, sin embargo, requieren de una instalación previa. 

   * Cocinas a gas butano: Son una gran alternativa si no se tiene suministro de gas natural instalada en el hogar. Necesita de una bombona de gas para su funcionamiento. contiene un armario metálico para guardar dicha bombona de butano y sus conductos, así quedan totalmente ocultos para que no se vean y sea fácil su instalación. Algunas de éstas cocinas tienen un sistema de seguridad FFD, que corta el gas de manera automática al detectar ausencia de llama. Tiene un gran rendimiento. Además los fogones o quemadores de gas es de las mejores alternativas  para preparar los alimentos. Son muy eficaces y cuentan con diferentes tamaños de fuegos que permiten cocinar simultáneamente, pudiéndose ajustar la intensidad en cada preparación además de incluir horno. 

   * Cocina a gas con horno: Es la más habitual en las viviendas, funciona con gas natural y con gas butano. Puedes encontrar gran variedad de modelos con diferentes números de fogones, tamaños..etc. 

   * Cocinas de gas de vitrocerámica: Surgió como alternativa a las eléctricas. Son muy seguras con un aspecto moderno y vanguardista. Su calentamiento es muy rápido por lo que no es necesario dejarlas encendidas para un precalentamiento. 

Las cocinas de gas tienen los quemadores son desmontables para poder limpiarlos y que no se obstruyan los orificios por los que sale la llama.

 

- Cocina eléctrica: Usa como fuente de energía la luz. No utiliza ninguna combustión ni gas. Una resistencia convierte la electricidad en calor, transmitiéndoselo a los focos en los que se calientan los recipientes para cocinar. 

Esta resistencia es una pieza que su uso es seguro. Es importante tener en cuenta la clase energética a la que pertenece. Cuenta con número determinado de focos de calor dependiendo del tamaño y modelo. Estos también tienen diferentes tamaños. 

- Cocina mixta: Son llamadas así por contar con 3 o 4 focos de calor, uno o dos de ellos funcionan con gas y el resto con electricidad. O por tener quemadores convencionales a gas y un horno eléctrico. Cuenta con todas las ventajas de cada uno de los tipos de cocinas, compensando también sus defectos. Si se va la luz, aún podemos cocinar con gas. Si por el contrario, nos quedamos sin gas, podemos cocinar con la parte eléctrica. 

Horno + Placa

Algo que es muy práctico, que puedes elegir desde el primer momento sin que perjudique a la decoración de una cocina y es la mejor solución para equipar tu cocina sin hacer un gran gasto es un conjunto de placa y horno.  

Existen varios motivos por los que te recomendamos que compres el conjunto. 

- El diseño hará que encaje perfectamente en tu cocina, como ya hemos comentado anteriormente. 

- Son perfectos cuando se dispone de poco espacio. Además al ser de la misma marca, ofrecerán una lineal de diseños muy similares. Irán a juego.  

- Te asegurarán la compatibilidad de dos aparatos en el mismo habitáculo. 

- Es interesante subrayar que a la hora de trabajar en la cocina es mucho más cómodo tener todos los electrodomésticos a la mano, sobre todo si cocinamos recipientes llenos o calientes. 

- Son mucho más económicos porque compras, transportan e instalan dos electrodomésticos en uno. 

- En caso de estropearse comparten el mismo servicio técnico oficial para solventar los problemas.


Existe una gran variedad de conjuntos de horno y placas en el mercado. Entre ellas destacamos: 

Placas de Cocina

Si tuviéramos que señalar cuál es lo más importante de nuestra cocina, sin duda, todos señalaríamos la zona donde cocinamos. Las placas de cocina son el eje fundamental de nuestra alimentación, con la que vamos a trabajar al menos 3 veces al día y con las que muchos disfrutan e incluso invierten para el desarrollo de su profesión. Por eso no hay que tomarse a la ligera la elección de éste electrodoméstico. Cada tipo de placa de cocina se caracteriza por ofrecer un tipo de cocción específico y cada uno ofrece diferentes ventajas e inconvenientes. 

Encontramos en el mercado placas de cocina de muchos tamaños, siendo las estándar de 30, 60, 70, 80 y 90 cm. Las que se colocan más frecuentemente son las de 60 cm de ancho ya que coincide con el ancho de un horno estándar.


- Placas de cocina a gas: Permiten regular bien la llama y generalmente son las preferidas por personas a las que les gusta cocinar. Son ideales para quienes no quieren renunciar a la cocina tradicional, al calor del fuego y los matices que esto aporta a la comida. 

Las actuales ofrecen varias características muy interesantes que aportan comodidad y seguridad:

 * Niveles de potencia

 * Autoencendido integrado en el mando

 * Sistema de seguridad "gas stop" 


Existen en el mercado las placas de cocina a gas con superficie de vidrio templado, de material igual a las placas vitrocerámicas. Tiene las ventajas de cocinar con gas sin tener el engorro de la dificultad a la hora de limpiarlas. Tienen aspecto más de diseño y los quemadores van ubicados sobre placa de cristal. 

- Placa vitrocerámica: Es la más conocida en todos los hogares. Ha sido un electrodoméstico revolucionario para dejar de prescindir de los fuegos tradicionales y evolucionar hacia una cocina más práctica y de fácil limpieza. 

Tienen una superficie de vidrio cerámico de aspecto estilizado y elegante. Funcionan con electricidad. Admiten muchos recipientes y no se ven tan limitadas en este aspecto con las placas de inducción. 

El inconveniente es que tardan bastante en calentar y enfriar la superficie. 

Este tipo de placas tienen mandos sensitivos que facilitan el control de la placa, además de indicadores de calor. Los más avanzados cuentan con sistema de programación de cocción y otros tipos de control inteligente. 

- Placa de inducción: Sus características supera a la vitrocerámica. En este caso se mantiene la facilidad de limpieza, pero con una mejor en seguridad, precisión de temperatura y eficiencia energética. Es mucho más rápida y calienta directamente el recipiente mediante campos electromagnéticos. Son las más avanzadas tecnológicamente en métodos de cocción.

Encontramos placas flexibles, sin fuegos fijos, en las que el recipiente será detectado automáticamente calentando solo la zona necesaria adaptada a su tamaño y forma. De este modo, conseguimos reducir todavía más el consumo energético y aprovechar al máximo el espacio de cocinado. 

Hornos de Cocina

Pese a que el horno no se usa de forma más habitual, es un electrodoméstico que siempre está presente en nuestra cocina y se nos hace extraño si no lo estuviera. Además, si se usara con más frecuencia se podrían hacer infinidad de platos  o mejorar el sabor de éstos. Ya que permite alcanzar temperaturas lo suficientemente altas como para que el sabor y los aromas de los alimentos se realcen.  Al cocinar en un horno los alimentos guardan todo el sabor original al igual que sus propiedad y también reducimos la cantidad de grasas, obteniendo platos más bajos en calorías que si los guisáramos. 

Si tienes pensado en comprar un horno nuevo, este artículo te interesa. 

¿Qué tipo de horno encontrarás en el mercado? Básicamente hay dos tipos: 

- Independientes
- Polivalentes 

Instalar uno u otro depende del tipo de placa de cocción que tengamos (si tienen sus propios mandos). Los más solicitados son los independientes, ya que pueden ser instalados en cualquier lugar de la cocina.

Pero hay placas de cocción que no incorporan los mandos y aquí es donde se encuentran los hornos polivalentes que incorporan además de sus mandos, los cuatro para la encimera y van unidos a ella. Por lo que su instalación debe ser bajo la encimera. 

En cuanto a hornos independientes hay de diferentes tipos:

- Hornos Convencionales: Típico horno de toda la vida, funciona con una resistencia en la parte superior y otra en la inferior. Tiene tres funciones básicamente. Sólo calentamiento inferior, sólo calentamiento superior "grill" o combinando los dos a la vez. 

Se caracteriza por su sencillez, facilidad de uso y precio, son los más económicos. 

- Hornos Multifunción: A parte de las funciones ya nombradas anteriormente incorporan también un ventilador en la pared trasera del horno, que hace que circule el aire por toda la cavidad, consiguiendo una cocción más uniforme de los alimentos y permitiendo cocinar dos platos a la vez. Este tipo de horno es el más usual. 

- Hornos Pirolíticos: Horno con el sistema de limpieza de pirólisis que calienta el horno a 500° durante una hora y carboniza toda la suciedad, facilitando su limpieza, ya que sólo bastará pasar un trapo para limpiarlo. 

Horno recomendable para los que desean diseños más clásicos sin renunciar a la tecnología. 

- Hornos con Hydroclean o Aqualisis: Nos permite realizar la limpieza del horno vertiendo un simple vaso de agua de 300 ml y en solamente 25 minutos. Seleccionamos esta función para evaporar el agua y que dicho vapor generado haga que la grasa se desprenda de las paredes sin ningún esfuerzo y baste con pasar un paño. Este horno optimiza su consumo y limpieza. 

- Hornos de Vapor: Son hornos con todas las funciones que hemos visto anteriormente pero que incorporan la función vapor, con ella conseguiremos platos dignos de cocinas profesionales. Además de la cocción a vapor, también podemos realizar múltiples funciones como por ejemplo, la de calentar platos preparados el día anterior evitando que se resequen, así como para calentar comida pre-cocinada. Para los que quieran sólo cocción a vapor también existen modelos de hornos sólo con esta función. 

- Hornos de Gas: Son los más eficientes energéticamente que los eléctricos, pero menos comunes a la hora de instalarlos ya que inicialmente son bastante más caros pero a la larga salen a cuenta si se utiliza bastante. 

Una de las diferencias es el nivel de humedad, el horno a gas produce un calor más húmedo que el eléctrico, evitando que los alimentos se resequen. 

Son más ecológicos que los eléctricos. El gas natural emite menos gases de efecto invernadero durante la combustión. 

- Hornos con Microondas: Se unen todas las prestaciones anteriores más el microondas. Recomendable en caso de cocinas profesionales o cocinas en las que el espacio juegan un papel importante. Muy práctico porque en él encontramos todos los métodos de cocción y la máxima comodidad de limpieza en un solo horno, pero poco usual. 

- Hornos de Medidas Especiales: Se divide en dos categorías. Hornos compactos y hornos multifunción de 90 cm. de ancho. 

Los hornos compactos se diferencia de los demás en la altura, si normalmente la medida es de 60 cm con los compactos estaríamos hablando de 45 cm de altura. Muy interesante si tenemos poco espacio en la cocina. El ser más pequeños no son menos prácticos. 

Hay hornos compactos con todas las versiones (multifunción, pirolítico, pirólisis + microondas + función vapor). 

Los hornos multifunción son de 90 cm de ancho, con más capacidad para hornear alimentos de gran tamaño. Su altura es de 45 cm y la capacidad interior es sobre los 77 litros. No son hornos pirolíticos pero están fabricados con esmaltes especiales para facilitar la limpieza. 


Hornos de Sobremesa

No necesitan instalación y podemos colocarlos en cualquier espacio de la cocina. Los encontramos con varias medidas, convencionales y también de convección, incluso combinados con microondas. Es muy útil para segundas residencias, campings, cocinas muy pequeñas...etc.

Son ideales cuando no tienes suficiente espacio en la cocina o no quieres realizar una gran inversión económica para comprar un horno empotrado. Actualmente este tipo de horno ha mejorado y evolucionado mucho y ya no es tanta la diferencia entre los hornos empotrables y los de sobremesa. Dependerá del uso que le vayas a dar al horno deberás elegir entre una mayor o menor capacidad. Lo mínimo que nos encontramos son 25 litros y el máximo ronda los 60 litros. 

Una de las características más importantes es la potencia que tiene el horno para cocinar. Para asegurarte es mejor que compres alguno que tenga un mínimo de 1500 W. de potencia. 

Se tiene que buscar un horno de fácil mantenimiento, que se limpie cómodamente. Para ello recomendamos los hornos de sobremesa fabricados con material antiadherente y antihuellas. 

Con todas estas características llegamos a la conclusión de que el mejor horno de sobremesa será el que cumpla todos estos requisitos. Luego tendremos alguno que añade funciones extras como cocinar con aire forzado o bandejas con rieles en suspensión para eso ya son características añadidas más allá de lo básico. 

Existen dos tipos de hornos de sobremesa pero ambos tienen en común que son de tamaño pequeño que sirven tanto para cocinar como asar o gratinar alimentos. Funcionan igual que el horno convencional mediante el calor que se desprende a través de sus paredes y de la resistencia. 

La diferencia entre uno y otro está en un componente que uno tiene y el otro no. 

- Horno de convección de sobremesa: La diferencia es que el horno de convención incluye un motor de aire forzado, un ventilador que consigue que la temperatura sea la misma en cada rincón del horno, lo que permite calentar de manera más uniforme y así cocinar mejor. 

Este horno al igual que el eléctrico tiene una resistencia en la parte superior para poder dorar, gratinar y tostar más el alimento deseado. 

- Horno eléctrico de sobremesa: El horno convencional se calienta por medio de resistencia eléctrica o gas. Este tipo de horno no incluye ventilador de aire forzado como sí ocurre en hornos de convección. Si miramos el horno por dentro veremos una resistencia arriba que nos permite dorar y gratinar más lo alimentos. 


Normalmente los hornos de sobremesa los tenemos que poner encima de la encimera, no meterlo dentro de un mueble ya que esto impediría que respirara el horno y tuviera una buena ventilación. 

Lo más importante es medir bien el espacio donde vas a situarlo y observar que tenga cerca una conexión a la red eléctrica. Tampoco se debe pegar mucho a la pared ya que necesita que tenga espacio para dejar que se ventile. 

También hay que tener en cuenta que cuando vayamos a poner el horno en funcionamiento no puede haber nada a su alrededor, porque esto taponaría la salida de aire y podría derretir lo que estuviera pegado al horno, pudiendo a su vez estropear el horno. 

La forma de limpiar como los productos utilizados para el mantenimiento del horno de sobremesa son iguales que la de un horno encastrable. La ventaja es al ser más pequeño nos costará menos tiempo y esfuerzo limpiarlo. 

Cada tipo de horno es distinto, no hay uno mejor que otro. Todos son de gran calidad. Hay que tener en cuenta la frecuencia y tipo de uso que se le va a dar. En este punto es donde hay que estudiar cuál es el horno que es mejor según nuestro uso. 

Otra características importantes para tener en cuenta a la hora de adquirir un horno son la eficiencia energética y la capacidad. 

Si quieres economizar en la factura de la luz ésta es la característica más importante, ya que la eficiencia energética contribuye al bienestar económico de nuestros hogares.

Con respecto a la capacidad, la mayoría de hornos suelen tener 57 litros de capacidad, pero hay modelos que tienen una cavidad más grande, 74 litros con las mismas medidas exteriores. Cuando no cuentes con mucho espacio en la cocina puedes optar por un horno de sobremesa o mini-hornos los cuales cuentan con una anchura entre los 52, 59 cm. Es una opción perfecta para cocinas pequeñas. Aunque también puedes optar por un horno compacto ya que las medidas horno compacto se han diseñado para muebles mucho más estrechos, por lo que la anchura suele ser menor que los 60 cm. 

Si tienes alguna duda, gustosamente te ayudaremos sin ningún compromiso. 

Microondas

Un microondas ofrece posibilidades casi infinitas a la hora de cocinar, si bien es cierto que muchos no lo saben y no aprovechan sus beneficios todo lo que deberían. Sin embargo, lo que está claro es que se ha convertido en un electrodoméstico indispensable en cualquier cocina. Sirven para descongelar, calentar y cocinar. Son capaces de calentar muy rápidamente y esto hace que faciliten las labores al cocinar. Además incorporan nuevas funciones que permiten cocinar con vapor, freír y hasta combinar con un horno convencional al haber evolucionado tanto. 

Estos aparatos se calcifican en distintos tipos, según algunas características como el tipo de instalación, funciones o arreglo interior. 

Según el tipo de instalación: Los microondas suelen colocarse en combinación con los otros electrodomésticos. Así que un factor a considerar es su diseño, ya que algunos tienen el exterior de acero inoxidable, mientras que otros pueden venir en diversos colores, siendo lo más comunes blancos y negros. 

Además se pueden instalar de distintas formas con base a las características particulares de tu cocina. 

En este sentido se clasifican en: 

- Libre instalación/Independientes: Estos microondas se colocan sobre una encimera o una mesa, según el espacio disponible. Tienen la ventaja de que los puedes trasladar de un lugar a otro cuando lo necesites, pero ocupan una gran cantidad de espacio. Evalúa el espacio que tienes disponible para colocarlo, a fin de buscar el tamaño que más se ajuste.   

- Encastrable/Empotrables: Se pueden colocar en un panel que tengas disponible en la cocina a fin de que no ocupen mucho espacio. Algunos microondas de libre instalación o independientes se pueden encastrar siempre que puedan colocarse con holgura en el panel. Sin embargo, lo mejor es adquirir equipos que hayan sido diseñados para encastrar, ya que  contarán con sistemas de ventilación adecuados. Ten en cuenta también que la puerta del microondas tenga espacio suficiente para abrir cuando se encuentre colocado en el panel. 

- Integrable: El electrodoméstico se ha diseñado para integrar al diseño de la cocina, por lo que debes seleccionarlo junto con los demás aparatos. Antes de ser instalados estos microondas parecen desnudos porque no cuentan con las  cubiertas laterales. Se integran dentro de un mueble especial y solo quedan expuestos los mandos y la puerta para acceder al interior. Son los más recomendables si quieres tener una cocina de diseño que luzca uniforme y mucho más limpia.


Según sus funciones:

- Básico: Es el microondas más económico que solo tiene capacidad para calentar y descongelar diferentes niveles de potencia. Lo puedes usar para comida congelada, preparar palomitas y otras preparaciones básicas. 

- Con grill: Son aparatos que incorporan en la parte superior una resistencia que permite dorar y gratinar las comidas. Algunos modelos permiten usar la función de calentar y grill por separado, mientras que otros la combinan. 

- De convección: Los hornos de convección combinan las ondas del microondas con aire caliente y así permiten que los alimentos se cocinen de manera más uniforme. 

Estos equipos pueden alcanzar temperaturas mucho más altas y puedes hacer preparaciones asadas u horneadas al igual que en un horno convencional. 

- Multifuncional: Son los de más alta gama y más completo, porque cuentan con horno, grill y otras funciones. Algunos modelos incluyen una función especial para cocinar al vapor, mediante una pequeña caldera que calienta el agua. 

También cuentan con la llamada función crisp para obtener texturas similares a las frituras utilizando muy poco aceite. En algunos casos permite funcionar varias de estas funciones, como el vapor y el grill. 

Según el interior: 

- Con plato giratorio: Son los microondas más tradicionales que cuentan con un interior de acero inoxidable o con pinturas especiales. La capacidad del mismo queda limpiada porque el recipiente no debe chocar con las paredes al girar en el plato. 

- Con base de cerámica: Los microondas de alta tecnología tienen toda la base interior de cerámica, por lo que el calor se distribuye de forma más homogénea en toda la superficie. Esto ha permitido eliminar el plato giratorio y así aprovechar todo el espacio interior para envases de mayor tamaño. Otra ventaja es que son muy sencillos de limpiar y el interior no sufre ningún tipo de arañazos. Son muy resistentes ideales para darles un uso intensivo y tienen una excelente durabilidad. 

Aquí te mostramos algunas de nuestras mejores marcas de éstos tipos de electrodomésticos que hemos idos describiendo:  

MEIRELES, ARTIKABEKOBOSCHMEPAMSASIEMENSBALAYORBEGOZOCECOTECJATACATASAMSUNGWINIA

Producto añadido a La lista de Deseos
Añadir productos y comparar

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.  Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES”.  Las cookies ayudan a mejorar su experiencia con esta tienda y a guardar los estados de su carrito de compra.